Terminación-de-contratos-Grupo-DIT

Terminación de los contratos

Hay terminación cuando una o las dos partes que forman la relación laboral le ponen fin a ésta, cesándola efectivamente, ya sea por voluntad de una de ellas, por mutuo consentimiento o por causa imputable a la otra, o en que ocurra lo mismo, por disposición de la ley, en cuyas circunstancias se extinguen los derechos y las obligaciones que emanan de dichos contratos.

El despido

Es la extinción del contrato de trabajo por voluntad unilateral de una de las partes, en el presente caso del patrono.  Puede ser:

  • Despido directo y justificado.
  • Despido directo e injustificado.
  • Despido indirecto.
  • Otras causas:
    • Muerte del trabajador.
    • Fuerza mayor, caso fortuito, insolvencia, quiebra, liquidación, judicial de la empresa o la muerte del patrono.

Causas que facultan al patrono a dar por terminado el contrato

  • Cuando el trabajador se conduzca en forma inmoral o acuda a la injuria, a la calumnia, etc.
  • Cuando el trabajador cometa algún delito o falta contra la propiedad a del patrono o de alguno de sus compañeros en el interior del establecimiento o cause daño  a las máquinas, materia prima, etc.
  • Revelar secretos art.63 inciso g.
  • Cuando el trabajador deje de asistir al trabajo sin permiso o sin causa justificada durante dos días completos o seis medios días en un mismo mes calendario.
  • El trabajador se niegue a acatar las normas o instrucciones del patrono.
  • Cuando infrinja las prohibiciones del artículo 64 o del reglamento.
  • Cuando al celebrar el contrato el trabajador haya inducido en error al       patrono en cuanto a tener cualidades o conocimientos que no posee.
  • Cuando el trabajador sufra pena de arresto mayor o se le imponga prisión por sentencia ejecutoriada.
  • Cuando el trabajador incurra en cualquier otra falta grave a las obligaciones que le imponga el contrato.

Las causales surten efecto desde que el patrono lo comunique por escrito al trabajador indicándole la causa del despido y éste cese efectivamente sus labores.

Causas que facultan al trabajador a dar por terminada la relación laboral

  • Cuando el patrono no le pague su salario completo en la fecha y lugar convenidos.
  • Cuando el patrono se conduzca en forma inmoral o acuda a la injuria, calumnia en contra del trabajador.
  • Cuando el patrono o sus familiares causen maliciosamente un perjuicio material en las herramientas o útiles del trabajador.
  • Cuando el patrono o un familiar esté atacado por alguna enfermedad contagiosa siempre que el trabajador deba estar en contacto directo.
  • Cuando exista peligro grave para la seguridad o salud del trabajador.
  • Cuando se traslade al trabajador a un puesto de menor categoría o con menos sueldo o altere fundamental o permanentemente cualquiera otra de sus condiciones de trabajo.

Cuando la terminación del contrato se da conforme a los supuestos anteriores constituyen: Despido indirecto. En consecuencia se procede con pago de indemnización y demás prestaciones.

La renuncia

Es un derecho indiscutible del trabajador. No conlleva mayores requisitos o consecuencias, a excepción del PREAVISO.

El trabajador que desee dar por concluido su contrato por tiempo indeterminado sin justa causa o atendiendo únicamente a su propia voluntad y una vez transcurrido el período de prueba  debe dar aviso al patrono. Art.83 C.T

  • Antes de ajustar 6 meses con una semana de anticipación.
  • Después de 6 meses pero menos de 1 año, con 10 días de anticipación.
  • Después de 1 año pero menos de 5 años con 2 semanas de anticipación.
  • Después de 5 años con 1 mes de anticipación.

El abandono

Ocurre cuando el trabajador sin dar ningún tipo de aviso deja de asistir a su trabajo.  En este caso el patrono debe dar aviso a la Inspección General de Trabajo par asegurar el hecho y la fecha del abandono. El patrono podría promover un juicio por abandono  con lo cual obtendrá no pagar indemnización y el pago del importe del preaviso.

Corte de Constitucionalidad, Expediente 2928-2008, sentencia de doce de febrero de dos mil nueve. “El abandono del trabajo como acto de incumplimiento del trabajador solo se configurará previa constitución en mora, mediante intimación hecha en forma fehaciente a que se reintegre al trabajo.  No se puede despedir a un trabajador por abandono del trabajo si antes no se hizo la intimación mencionada.  Incluso el propio artículo 77 del Código de Trabajo acoge esa línea de pensamiento al indicar en la parte conducente de la literal f) que “la justificación se debe hacer al momento de reanudarse las labores, si no se hubiere hecho antes”.  “Como requisito primordial se requiere la previa constitución en mora.  Se deberá intimar al trabajador su reintegro al trabajo dentro del plazo que se fije  tal efecto.  De no cumplir el dependiente con su reincorporación, se considerará –salvo prueba en contrario- que hizo abandono del trabajo…”

(Ver también Expedientes 4095-2012, 5619-2014 de la Corte de Constitucionalidad)

Otras causas

Artículo 85. C.T

 Son causas que terminan con los contratos de trabajo de cualquier clase que sean, sin responsabilidad para el trabajador y sin que se extingan los derechos de éste o de sus herederos o concubina para reclamar y obtener el pago de las prestaciones e indemnizaciones que puedan corresponderles …

Muerte del trabajador

Si éste en el momento de sus deceso no gozaba de la protección del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, o si sus dependientes económicos no tienen derecho a sus beneficios correlativos por algún motivo, la obligación del patrono es la de cubrir a dichos dependientes el importe de un mes de salario para cada año de servicios prestados.  Dicha indemnización deberá cubrirla el patrono en mensualidades equivalentes al monto del salario que por el propio lapso devengaba el trabajador.  En el supuesto que las prestaciones otorgadas por el Instituto en caso de fallecimiento del trabajador, sean inferiores a la regla enunciada, la obligación del patrono se limita a cubrir, en la forma indicada, la diferencia que resulte para completar este beneficio.

Incidente post mortem para acreditar la calidad de beneficiarios.

Fuerza mayor, caso, fortuito, insolvencia

En estos casos, la Inspección General de Trabajo, o los Tribunales de Trabajo y Previsión Social si ya ha surgido litigio, deben graduar discrecionalmente el monto de las obligaciones de la empresa en concepto de despido, sin que en ningún caso éstas puedan ser menores del importe de dos días de salario, ni mayores de cuatro meses de salario, por cada trabajador.  Para este efecto, deben tomarse en cuenta, fundamentalmente, la capacidad económica de la respectiva empresa, en armonía con el tiempo que tenga de estar en vigor cada contrato.

Indemnización

Es el resarcimiento que un patrono debe pagar al trabajador por haber quebrantado el principio de estabilidad laboral por disposición de la ley.

Se otorga cuando el contrato por tiempo indeterminado concluye después del período de prueba, por despido injustificado del trabajador o despido indirecto.

El patrono está obligado a pagar al trabajador una indemnización por tiempo servido equivalente a un mes de salario por cada año de servicios continuos, y si no alcanza el año, en forma proporcional.

Prescripción

Es un medio de librarse de una obligación impuesta por el Código  o que sea consecuencia de la aplicación del mismo, mediante el transcurso de cierto tiempo y en las condiciones que se establecen. El derecho de prescripción es irrenunciable, pero puede renunciarse a la prescripción ya consumada, sea expresamente, de palabra o por escrito, tácitamente por hechos indudables.

Salvo disposición en contrario, todos los derechos que provengan directamente de este Código, de sus reglamentos o de las demás leyes de Trabajo y Previsión Social, prescriben en el término de dos años.  Este plazo corre desde el acaecimiento del hecho y omisión respectivos. Corte de Constitucionalidad, en la sentencia de fecha 23 de octubre de 2008, dentro del expediente 2150-2008. “…Sin embargo, según la actual práctica laboral, resulta sumamente difícil que un trabajador interrumpa el plazo prescriptorio en virtud de un beneficio no sufragado oportunamente, por temor a presuntas represalias del empleador que tal vez puedan poner en riesgo el vínculo laboral. Así, bajo este punto de vista, no puede configurarse un comportamiento omisivo por inacción voluntaria, pese a no existir ignorancia, error, dolo o violencia, sino todo lo contrario, existiría una acción de parte del trabajador de modo implícito que hace imposible su exteriorización por temor a la ruptura de la relación laboral.

¿Cómo se interrumpe la prescripción?

  • Por demanda o gestión ante autoridad competente;
  • Por el hecho de que la persona a cuyo favor corre la prescripción reconozca expresamente, de palabra o por escrito, o tácitamente por hechos indudables, el derecho de aquel contra quien transcurre el término de prescripción. Se incluye el pago parcial.
  • Por fuerza mayor o caso fortuito, debidamente comprobados.

El efecto es inutilizar para la prescripción todo el tiempo corrido antes de que aquella ocurra.

Categories:

Tags:

No responses yet

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *